¿Como escoger el fertilizante adecuado?

Antes de elegir un fertilizante, hay numerosos factores que deben ser tomados en consideración si se desea sacar el mejor partido del fertilizante escogido. La calidad del agua es un factor que puede tener la mayor incidencia sobre la eficacia de un fertilizante.

Factores para tener en cuenta

La concentración y los tipos de sales en el agua, así como su nivel de alcalinidad y cómo esto afecta el pH, dictan hasta cierto punto el tipo de fertilizante a utilizar. Se debe tener en cuenta la fuente acuífera, ya sea agua de escorrentía que se vierte en un estanque, agua de pozo filtrada a través de un lecho de rocas o agua de lluvia recogida por los canales del invernadero. Cada tipo de agua reaccionará de manera diferente con los elementos nutritivos del fertilizante usado, a veces de manera antagonista.

El contenido de materia orgánica en el sustrato, el porcentaje de los componentes no iónicos tales como la perlita, el estado de descomposición de la turba, la corteza o el compost, todos tendrán un efecto significativo en el tipo y la dosis de fertilizante a aplicar.
La estación, la calidad de la luminosidad, la duración del día así como la temperatura ambiente y del substrato, tendrán un efecto directo en la actividad y la transpiración de la planta. Esto a su vez regula la absorción de los nutrientes mediante la actividad de la raíz. Es muy importante comprender que las raíces toman los elementos nutritivos de una manera selectiva. Esta absorción tiene poca correlación con las exigencias reales del crecimiento de las plantas. También es importante darse cuenta que una planta no siempre absorbe los nutrientes en la misma proporción con la que son aplicados a los sustratos. Por esta razón, es muy sabio analizar periódicamente los sustratos.

Los nutrientes adecuados en el momento adecuado

Con respecto a los requerimientos nutricionales de la planta, varían de acuerdo a la etapa de crecimiento en que se encuentra, ya sea que esté en su etapa de plántula, etapa juvenil o etapa de florecimiento. El ratio de N-P-K puede ser ajustado mezclando diferentes fertilizantes, y así permitirnos de ajustar la nutrición al estado de crecimiento en curso.

En las primeras fases de crecimiento, se recomienda una buena proporción de Nitrato-N al Amonio-N que fomenta el diámetro ideal del tallo y un desarrollo controlado de la hoja. El suministro de calcio en las etapas tempranas del crecimiento de la planta, asegura fuerza en la pared celular de las raíces jóvenes así como en los tallos y las hojas en desarrollo, lo que contribuye a la salud global de la planta. En la mitad de la temporada, es importante regular el crecimiento vegetativo con vistas a preparar la planta para la producción floral. En la fase final, la prioridad es mantener la calidad poscosecha de la planta. Esto se logra reduciendo el nitrógeno y aumentando el potasio.

El secreto para producir plantas de calidad consiste en llevar los nutrientes a la planta en el momento preciso en que los necesita. Dependiendo de los tipos de fertilizantes y de las técnicas usadas para aplicarlos, tenga presente las mejores prácticas para hacer que los fertilizantes trabajen para usted.

Por favor llene este formulario para obtener el artículo en formato pdf

  • Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.