La agricultura de precisión es una tendencia global

La nueva era de la tecnología aplicada a la agricultura ya está aquí y comenzó hace muchos años en varios países. Impulsados por sus necesidades específicas y espíritu de innovación, diversos  países comenzaron a desarrollar tecnologías agrícolas que ahora están disponibles prácticamente en todo el mundo.

En este primer cuarto de este siglo que nos tocó inaugurar, nos encontramos redefiniendo paradigmas orientados a cómo la agricultura alimentará a la creciente población mundial, cómo podemos hacer el mejor uso de la tecnología para aprovechar mejor los recursos y cómo producir alimentos más saludables a un menor costo.

Llamémosle agricultura de precisión, Ag Tech, agricultura digital o simplemente tecnología – la reducción de costos de la tecnología digital, aunada a los cada vez más ajustados márgenes para los productores y la demanda de un suministro de alimentos más seguro y transparente por parte de los consumidores y minoristas, están ampliando cada vez más el uso de datos e información más precisa en la producción de alimentos. Se está construyendo un camino repleto de tecnología desde la siembra hasta el procesamiento, empaque, almacenamiento y transporte.

Áreas clave de tecnología

Con tantos proveedores y tecnologías, el desafío y oportunidad es distinguir quién y qué es realmente importante. Este proceso continuará por algún tiempo a medida que las nuevas tecnologías continúen emergiendo, sean refinadas y adaptadas para la agricultura de producción, y continúen haciéndose más accesibles para la mayoría de los productores. Al hacerlo, es útil categorizar el amplio mundo de la agricultura de precisión en cuatro áreas clave:

  • Recolección de datos -clima, muestreo de suelo, imágenes de campo de cámaras, sensores, drones, aviones y satélites, monitoreo de rendimiento, datos de la maquinaria y equipos.
  • Almacenamiento, síntesis y análisis de datos -sistemas complejos de manejo y administración de operaciones.
  • Aplicación de datos -especialmente el manejo de variables como las semillas, nutrientes de cultivos, protección de cultivos y agua.
  • Cosecha y poscosecha -robótica, mecanización de empacadoras, trazabilidad durante toda la cadena de producción y distribución a travésde sensores y otras tecnologías.

Y detrás de todas estas innovaciones tecnológicas y para hacer que todo se conecte y funcione con un mismo propósito se encuentra otra tecnología que lidera este camino de conectividad, –el Internet de las cosas (en inglés, Internet of things, abreviado IoT)​​.

El uso de la agricultura de precisión en los cultivos básicos sigue dependiendo de los precios

Los agricultores pueden ver los servicios de agricultura de precisión como una línea de lujo que se puede omitir por un año o dos cuando los precios de los productos básicos bajan y los márgenes son apretados. Esto, junto con la poca facilidad de uso y la persistente incompatibilidad de productos y plataformas, ha limitado la adopción de la agricultura de precisión como uso completo de datos desde la preproducción hasta la postproducción. En Estados Unidos menos de un 15% de los productores han adoptado estas tecnologías y este porcentaje es mucho menor en Latinoamérica. Los proveedores esperan que este nivel de adopción aumente a medida que baje el precio de la tecnología y los agricultores vean un retorno en la inversión directo de los servicios de precisión.

La horticultura de precisión es un mercado vibrante

Mientras que los precios de los cultivos básicos suben y bajan, y a menudo y con ellos se llevan el interés de los agricultores por la precisión, los productores de cultivos especializados que enfrentan problemas crónicos por cuestiones laborales, costos, escasez de agua y requisitos de seguridad alimentaria y sustentabilidad, se encuentran motivados por las primas potenciales de sus cultivos. Estos productores están saltando a un subconjunto de precisión más especializado -los sensores de suelo, el riego de precisión, la robótica en campo y la automatización poscosecha.

Los servicios se acercan más a las necesidades del productor

El peligro de las nuevas tecnologías de precisión es que muchas veces se le da más atención a la tecnología misma que a su implementación práctica. Sin embargo los proveedores de precisión están ajustando cada vez más los beneficios para que coincidan con los puntos débiles del productor. Entre estos alineamientos de necesidades están los datos del suelo para las decisiones de semillas y fertilización; datos meteorológicos para validar las reclamaciones de seguros; imágenes para responder a los datos de campo y tomar decisiones; aplicaciones para regular los suministros; datos de la maquinaria para mejorar el rendimiento en el campo (p. ej., detectar la compactación, garantizar la velocidad correcta del tractor); alertas de riego para optimizar el uso del agua; alertas de plagas para iniciar la respuesta oportuna; y almacenamiento utilizando sensores de humedad y clima.

La optimización del agua es primordial

Si algo bueno ha resultado de las largas sequias en varias partes del mundo es que la aplicación de agua debe enfocarse con tanto cuidado como la aplicación de productos para la protección y nutrición de cultivos. Esto no es una revelación en países áridos como Israel, que hace mucho tiempo adoptó tecnologías de riego de precisión que pueden adaptarse para su uso en todo el mundo. Los sistemas de riego -utilizando la conectividad IoT para combinar las lecturas de los sensores con el pronóstico del tiempo, y el análisis de expertos para que el agua pueda aplicarse de forma más precisa, serán más comunes a medida que el agua se vuelve cada vez más escasa y costosa.

De analizar el pasado a predecir el futuro

La agricultura de precisión comenzó hace ya más de 30 años como una forma de registrar y analizar datos históricos, como el comportamiento de un cultivo en cierta región utilizando una combinación de insumos determinada. Pero el valor real ahora radicará en el análisis predictivo. Por ejemplo, un productor de tomate en invernadero que busca el pico del día e incluso la hora para cosechar no se beneficia mucho de una alerta de cosecha al momento. Sin embargo, cuando se envía una alerta días antes, los productores pueden garantizar que sus equipos de cosecha estarán alineados durante un tiempo esperado para la cosecha, o en un futuro próximo podrán desplegar una flota de robots que podrán trabajar hasta en la oscuridad.

En la actualidad existen herramientas similares funcionando en cultivos básicos, como las tecnologías de gestión del nitrógeno que pueden usar la humedad actual del suelo y predicciones meteorológicas a más largo plazo para predecir no solo el tamaño de la cosecha, sino también estimar cuánto podría ganar económicamente un productor al hacer aplicaciones secundarias de fertilizantes y obtener un mayor rendimiento de su cosecha.

Por favor llene este formulario para obtener el artículo en formato pdf

  • Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.