La producción de la fresa reinventada

El cultivo de la fresa es una de las producciones frutales más importantes del mundo, Quebec, es el tercer mayor productor en Norteamérica, después de California y la Florida, su producción garantiza un 50% de la producción canadiense total. Los métodos de cultivo de la fresa en toda la provincia han evolucionado a un ritmo impresionante en los últimos veinte años. En la actualidad, los clientes disfrutan de cosechas y abastecimientos continuos de fresas frescas desde el mes de junio hasta el mes de octubre; otra era la situación antes de que varios proyectos de investigación con miras a prolongar la temporada de recolección de la fresa fueran puestos en pie. Efectivamente, antes de los años 1990, la disponibilidad de la fresa producida en la provincia estaba limitada a tres o cuatro semanas por región, lo que permitía a los consumidores de disfrutarlas durante un máximo de seis semanas consecutivas.

La firme voluntad de innovar

Las deliciosas fresas provenientes de productores locales que son ofrecidas en las grandes cadenas de alimentación son jugosas a lo largo del verano gracias a una quincena de variedades que aseguran una producción continua. El proyecto de investigación llevado sobre cultivares “siempre-fértiles” de la fresa de días neutros – definiéndose estos como plantas que inician flores produciendo frutos a lo largo de la temporada independientemente del fotoperiodo – ha sido la iniciativa de un equipo de investigadores en horticultura de la Universidad Laval, formando parte del equipo están Yves Desjardins, Roger Bédard et André Gosselin. Fundador del centro de investigación en Horticultura (CRH) de la Universidad Laval, el señor Gosselin está motivado por la innovación, el desarrollo y la perennidad de nuestras riquezas locales.
Hacia el fin de los años 1970, a través de una trayectoria profesional absolutamente impresionante, el señor Gosselin con la colaboración de otros miembros de su familia, fundó la empresa Las Fresas de la Isla de Orleans inc. PME de unos cincuenta empleados, a ella es -entre otras- a quien debemos la dicha de saborear la fresa de Quebec hasta las primeras heladas del otoño.
Con el objetivo de aumentar la parte en el mercado de las frutas del bosque de Quebec en la industria agroalimentaria local, Las Fresas de la Isla de Orleans inc., ha participado en la puesta a punto de técnicas de cultivo de freseras fuera de suelo de días neutros bajo túnel.
Las diferentes investigaciones en invernaderos-túneles presentaron resultados significativos para la industria. Comparativamente al cultivo tradicional de la fresa en los campos, los rendimientos en frutos provenientes de este método aumentan significativamente. Para algunos cultivares que están creciendo bajo estas instalaciones protegidas, se habla de un aumento del doble o triple de la productividad por planta, lo cual incita a profundizar sobre este sujeto.

Bajo los numerosos túneles de la empresa Las Fresas de la Isla de Orleans inc., reposan más o menos 150 000 plantas de fresas en recipientes con sustratos de alta calidad que son alimentadas por un sistema gota a gota que asegura una contribución precisa en agua y en minerales. Los invernaderos-túneles permiten no sólo una ganancia térmica al retener la energía solar, sino la obtención de un mejor control de los elementos climáticos para finalmente ofrecer frutos de la más alta calidad.

Una alianza que aporta sus frutos

Habiendo cambiado completamente el medio ambiente en el cual las plantas crecen, la empresa situada en La Isla de Orleans tuvo que calcular nuevamente todos los elementos que tuvieran un impacto sobre el desarrollo de la planta. La selección de una mezcla hortícola jugó entonces un rol de gran importancia en la prosperidad del proyecto de cultivo fuera de suelo. Es a través de distintos proyectos de investigación y desarrollo que el señor André Gosselin y su equipo descubrieron Berger, líder mundial en producción de mezclas hortícolas de calidad superior, empresa reconocida por la uniformidad y la fiabilidad de sus productos. Apoyado por el equipo de expertos de Berger, las Fresas de la Isla de Orleans inc., supieron encontrar el sustrato de cultivo totalmente innovador y adaptado perfectamente a su sistema de producción de la fresa, permitiendo así optimizar el rendimiento de cada una de sus plantas. En efecto, en 2016, toda la producción de la fresa bajo túnel está creciendo con un substrato hecho a la medida firmado Berger.
El futuro para los productores de fresas es prometedor, y para la empresa que prevé un crecimiento importante en los próximos años, su colaboración con Berger está sólo en sus inicios.
La cultura fuera de suelo presenta una amalgama de retos técnicos, pero cuando se controlan bien todos los parámetros, este sistema de producción permite obtener una calidad de fruto excepcional y una elevada densidad de producción. Las Fresas de la Isla de Orleans inc., han sabido innovar en una industria hasta entonces considerada como conservadora. La implicación de su fundador en los proyectos de investigación e innovación ha permitido a la empresa desarrollar relaciones de negocios sólidas y se ha forjado un lugar destacado en el sector de la industria agroalimentaria de Quebec.

Por favor llene este formulario para obtener el artículo en formato pdf

  • Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.