Mezclas de Sustratos para la Producción Orgánica Certificada

La producción orgánica utiliza varios tipos de mezclas de sustratos en la producción de trasplantes y en su gran mayoría no contienen tierra para evitar las enfermedades del suelo y tener buen drenaje. Una mezcla de peat moss, vermiculita o perlita y composta o fertilizantes orgánicos proveen un buen ambiente con buena retención de agua, contenido de nutrientes y aireación para el crecimiento y desarrollo de la planta. Sin embargo, debido a que los nutrientes son proveídos poco a poco por un largo período de tiempo y a las limitantes en los fertilizantes que se pueden aplicar, el determinar el suministro adecuado de nutrientes puede ser complicado, especialmente cuando se trata de producción orgánica certificada.


Mezclas comerciales

Existen varias mezclas disponibles en el mercado. Hay que asegurarse de conocer el contenido de cada una de estas mezclas y verificar si cada ingrediente está aprobado por el Organic Materials Review Institute (OMRI). Si no aparece esto en el empaque, usted lo puede verificar en la página de Internet https://www.omri.org/. Para mayor seguridad y no comprometer su producción se recomienda comprobar esta información con su agencia certificadora. Existen mezclas comerciales que contienen agentes humectantes para facilitar la absorción de agua del peat moss, pero hay que evitar aquellas que contienen agentes humectantes sintéticos, ya que no están aprobados en la producción orgánica.

Es altamente recomendado hacer una prueba de la mezcla cuando esta es nueva y no se está familiarizado con ella. Las mezclas que contienen composta pueden tener alto contenido de sales e inhibir la germinación. Se puede realizar un bioensayo utilizando un cultivo de rápida germinación como la lechuga o frijoles y comparar la tasa de germinación y crecimiento con otras mezclas que se hayan utilizado posteriormente.


OMRI

Recomendaciones para hacer sus propias mezclas

Al comenzar a realizar sus propias mezclas de germinación se recomienda hacer cantidades pequeñas y utilizar formulaciones que ya le han dado buenos resultados a otros productores y comparar como actúan en cada operación. La experimentación es la única forma de encontrar cual es la mezcla adecuada para su cultivo y su forma de producción.

Aún y cuando usted haga sus propias mezclas es muy importante asegurarse de que cada componente de la mezcla esta específicamente aprobado por OMRI y que la mezcla satisfaga las necesidades de las raíces para su propia aireación, drenado y disponibilidad de nutrientes. Si se va a incluir composta, la mayoría de las agencias certificadoras le requerirán revisarla. Estas agencias son muy específicas en cuanto a lo que se puede considerar como composta para la producción orgánica y establecen procedimientos específicos para su elaboración que incluyen control de temperatura, tratamiento y elementos utilizados en su fabricación.

Uno de los retos más grandes para la formulación de mezclas para la producción orgánica certificada es encontrar consistencia en la calidad de los ingredientes utilizados.

Principales ingredientes permitidos en las mezclas de sustratos para la producción orgánica



Turba de esfagno

Turba de esfagno (peat moss)

La turba de esfagno es el sustrato sin tierra más común debido a que está ampliamente disponible y a un costo relativamente bajo. Estas turbas son un material orgánico estable que retiene una cantidad considerable de agua y aire y no se descompone rápidamente. La turba de esfagno tiene una acidez alta con un nivel de pH de 3.5 a 4.0 por lo que comúnmente es mezclada con caliza calcítica o caliza dolomítica para balancear el pH. La turba de esfagno joven tiene un color más claro y hace una mejor labor de aireación que las turbas más viejas, las cuales son de colores más obscuros. El color de las turbas –claras, obscuras y negras, típicamente describen al mismo material en diferentes etapas de descomposición, pero también la vegetación original de dónde proviene la turba puede afectar su color.


Compost

Composta

Muchas mezclas de sustrato para la producción orgánica contienen composta, la cual puede proveer varios beneficios. La composta añade materia orgánica a la mezcla y fomenta poblaciones de microbios que ayudan a reprimir organismos que causan enfermedades del suelo. Estos microbios descomponen los materiales orgánicos y de esta manera se liberan lentamente los nutrientes para los transplantes. Sin embargo, las mezclas a base de composta pueden representar problemas si la liberación microbiana de los nutrientes es demasiado lenta y no cumple con los requerimientos de las plantas. –La actividad microbiana está ligada a la temperatura y las bajas temperaturas no propician un buen ambiente para esta actividad, resultando de esta manera una reducción en la liberación de nutrientes.

La calidad de la composta depende en parte de cómo está hecha, pero más específicamente de lo que está hecha. Los productores experimentados de composta saben que la calidad se verá reflejada directamente en base a los ingredientes que se utilicen. Si la materia prima es baja en nutrientes la composta resultará de la misma manera. La variabilidad de la calidad de compostas comerciales y su falta de disponibilidad son las principales razones del por qué no es fácil encontrarla de manera comercial.

Por último, si se utiliza composta en la mezcla de sustrato para la producción orgánica hay que asegurarse de utilizar composta que está en la etapa adecuada de maduración. La composta que no está lista puede liberar ácidos orgánicos volátiles y por ende afectar de forma negativa el crecimiento y desarrollo del trasplante.





Perlita

Perlita

La perlita es una roca volcánica que es calentada y expandida para transformarla en un material blanco de bajo peso, que no se rompe fácilmente y que puede retener hasta 3 veces su peso en agua. La perlita es estéril, tiene un pH neutro y al agregarse a una mezcla de sustrato puede incrementar la aireación y drenado. Los granos de perlita crean túneles diminutos que permiten que el aire y el agua fluyan libremente a la raíz.


Vermiculita

Vermiculita

Es un mineral formado por silicatos de hierro o magnesio, del grupo de las micas. Si es manejado correctamente la vermiculita provee pleno espacio de aireación en una mezcla y retiene el agua y los nutrientes. La vermiculita de granos más finos es típicamente utilizada en la producción de trasplantes y la de granos más grandes es usada para la producción de plantas más maduras.




Fibra de coco

Fibra de coco

Es un sustrato natural hecho a base de corteza de coco molida y generalmente proviene de Sri Lanka, Filipinas, Indonesia, México y Centroamérica. Tiene un pH de 5.5 a 6.8 y puede retener hasta 9 veces su peso en agua. Existen algunas precauciones que hay que tomar al usar la fibra de coco en la mezcla. Debido a su alto contenido de potasio se recomienda reducir la fertilización adicional de este nutriente e incrementar el nitrógeno. También se debe de verificar el contenido de sal de la fibra de coco, ya que comúnmente se utiliza agua salada como parte de su proceso de producción.


Fertilización adicional

Existen varios fertilizantes utilizados en la elaboración de mezclas de sustratos para la producción orgánica, especialmente utilizados en aquellas mezclas con poco o nulo contenido de composta. Los ingredientes base de la mezcla deben de ser considerados al momento de evaluar los fertilizantes que serán agregados. Fertilizantes de baja liberación son una mala elección si la mezcla presenta una baja actividad microbiana o bajo contenido de composta. También se debe prestar atención a aquellos fertilizantes orgánicos que tienen un efecto significativo en el pH y hacer los ajustes adecuados.

Algunas fuentes suplementarias de nutrición orgánica para la mezcla son emulsiones de pescado, polvo soluble de pescado, extractos de quelpo y otros componentes aprobados por OMRI.

Por favor llene este formulario para obtener el artículo en formato pdf

  • Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.