Production de flores de nochebuena – fase 2

Por Brian Cantin, Asesor en cultivos sénior

Reducción de la quemadura del borde de la bráctea en Flores de Nochebuena

El mes de octubre comienza con la transición del crecimiento vegetativo al desarrollo de las brácteas y de las flores en la Flor de Nochebuena. Las prácticas de cultivo y medioambientales deberían estar dirigidas hacia la reducción de quemaduras en el borde de la bráctea (QBB*), una necrosis marginal a la cual, las brácteas coloreadas son particularmente susceptibles. Como en muchas enfermedades de la planta, esperar hasta que los síntomas sean visibles crea una situación difícil de manejar. Las quemaduras en el borde de las brácteas pueden ser desencadenadas por varios factores ambientales así como por las prácticas de cultivo. Estrés hídrico, fluctuaciones de la temperatura, intensidad lumínica, regímenes de fertilización y porcentaje de humedad relativa, todo esto contribuye a las QBB*. La incidencia de este trastorno puede ser reducido si se establece medidas preventivas rápidamente. En este artículo, en lugar de ampliar comentarios acerca de las causas de este trastorno, sería mejor centrarse en las acciones para remediarlo. Es decir, la suficiente absorción del calcio para apoyar el desarrollo sano de la pared celular. A menudo se asume que niveles adecuados de calcio se han acumulado a principios de la estación tanto en los medios como en el tejido. Esta suposición se basa en el hecho de que los índices de transpiración son más elevados,
puesto que las temperaturas, la humedad y la intensidad lumínica son todas conductoras de la absorción del calcio por las raíces. Se debe recordar que la planta absorbe el calcio mediante el flujo másico de agua. Si la Flor de Nochebuena no transpira activamente debido a prolongados períodos de temperatura fría y nublada, la absorción y la movilidad del calcio hacia el tejido joven se reduce al mínimo.

Bajo estas condiciones, aunque el calcio esté presente en niveles adecuados en el ambiente de la raíz, no estará disponible para el resto de la planta debido a su carencia de movilidad. El flujo másico de agua conducida por altos índices de transpiración es la fuerza motriz detrás de la movilidad del calcio. Centrándose en el problema del calcio con respecto a QBB*, tres son las causas de este desorden en la bráctea, a saber:

  1. Un suelo de pH bajo lleva a la lixiviación rápida del calcio dando como resultado niveles bajos de este elemento en el sustrato de cultivo;
  2. Niveles altos de magnesio en el sustrato de cultivo bloqueará la absorción del calcio;
  3. Períodos prolongados de tiempo nublado y frío junto con humedad alta, crean bajos índices de transpiración que evitan la absorción y el movimiento del calcio.

Soluciones

  • Fertilice las plantas adecuadamente para garantizar la disponibilidad del calcio. Evite niveles de amonio más allá del 30% durante el mes de octubre. Demasiado amonio crea un crecimiento blando y rápido que puede causar QBB*. • No aplique magnesio en exceso. Bajo condiciones normales, la relación del calcio con el magnesio debe ser por lo menos 3:1.
  • Cultive las plantas en un ambiente de humedad baja, especialmente bajo condiciones de baja intensidad lumínica. Provea una circulación de aire adecuada usando ventiladores de flujo de aire horizontal.
  • Muchos artículos sobre las QBB* han recomendado rociar el follaje de calcio para dirigir este elemento inmóvil a la zona deseada es decir las brácteas jóvenes en desarrollo. Los materiales usados para preparar la solución a vaporizar deben ser seleccionados por su pureza, para evitar daño al follaje. Un grado de laboratorio de cloruro de calcio dihidratado (CaCl2•2H2O) ha funcionado bien en el pasado. Las aplicaciones foliares de calcio también aumentarán el volumen de las células epidérmicas reduciendo la incidencia de la Botrytis.

Lee Production de flores de nochebuena – fase 3

Por favor llene este formulario para obtener el artículo en formato pdf

  • Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.