Production de flores de nochebuena – fase 4

Por Brian Cantin, Asesor en cultivos sénior

Finalización de la cosecha

Se acerca el mes de diciembre y afortunadamente todo lo que se ha hecho hasta este momento ha preparado la flor de Nochebuena para la fase final de su ciclo de crecimiento. El desarrollo de la bráctea está casi terminado, el sistema radicular es saludable y bien establecido; el tamaño, el tono y el color de las hojas han sido optimizados mediante buenas prácticas de fertilización. A medida que se acerca el invierno, es cada vez menos necesario establecer las condiciones ideales de crecimiento que favorecen el rápido despliegue y la buena expansión de las hojas, el extenso desarrollo de la raíz y la absorción eficiente de nutrientes. Cualquier esperanza de dimensionar las plantas pequeñas disminuye a medida que las condiciones climáticas en el norte se deterioran. Hacia el final de la cosecha, las tentativas de optimizar el crecimiento mediante la aplicación de calor adicional y el incremento en la concentración de fertilizantes pueden poner en peligro la calidad de la poscosecha. Todas las prácticas culturales deben enfocarse en preparar las flores de Nochebuena para el estrés del envío y del ambiente comercial.

En este momento las prácticas de fertilización y riego se deben orientar hacia la reducción de la CE del sustrato de cultivo a fin de llegar a una concentración de sales propicio a una mejor calidad de la poscosecha. Se debe tener precaución con el programa de fertilización y no suspenderlo demasiado pronto porque esto conlleva a un amarillamiento prematuro y la caída de las hojas inferiores al punto de venta. Un enfoque seguro es de abandonar gradualmente los niveles de fertilizantes de 80-100N (a base de nitrato) durante las últimas dos a tres semanas. Se debe entender que estas prácticas están basadas en el monitoreo de los niveles de EC durante este período de crecimiento. Muchos problemas como la quemadura de los bordes de la bráctea y la pérdida de las raíces pueden evitarse simplemente por la disminución del nivel de salinidad del sustrato y la reducción gradual de los fertilizantes. En cuanto al control del ambiente del invernadero, nuestro objetivo es la tonificación del dosel foliar y del sistema radicular para optimizar la sobrevivencia de la planta durante el proceso de envío y la dura realidad del ambiente comercial. A medida que la temporada invernal progresa, la densidad de las plantas aumenta y la restricción del espacio ocasiona una canopia densa. En cuanto sea posible se debe mantener el aire seco y en constante circulación a través del dosel para reducir las condiciones de humedad que favorecen a los brotes de enfermedades.

Con el comienzo de los envíos, se debe regar según las necesidades de las plantas basándose en el programa de expedición. Observe las raíces de cerca ya que pueden ser sometidas a exceso de agua durante el envío. Dentro de una caja de envío oscura y sellada, una maceta saturada de agua que a su vez se encuentra en una maceta cubierta puede crear, definitivamente, un mal microclima. Botrytis en las brácteas y ciatios durante el envío pueden ser un problema si no se controla durante la producción (infección latente) o cuando la humedad se condensa en las brácteas antes o durante el transporte. Para entender este problema, observe como rápidamente la condensación aparece en una funda de plástico cuando la flor de Nochebuena se deja al sol de la tarde. Si el cultivo ha madurado muy rápidamente y se debe reducir la temperatura, es importante continuar con una calefacción y una ventilación del invernadero de manera suficiente para evitar un nivel de humedad demasiado elevado y para continuar de asegurar un buen flujo de aire. Por otrlado, si el cultivo se desarrolla como previsto, las bajas temperaturas intensificarán los colores en las brácteas pues muchas variedades tienen la tendencia a palidecer si las temperaturas están altas al final de la cosecha.

Las aplicaciones de “Bonzi”

Sería un descuido de mi parte el no mencionar las aplicaciones de “Bonzi” a finales de la temporada. Una temperatura excepcionalmente radiante y cálida puede crear rachas de crecimiento indeseables. En el pasado, los productores tuvieron diversos resultados con las aplicaciones tardías de Bonzi. Yo no puedo exagerar el hecho de que un productor deba estar más interesado en la cantidad de ingredientes activos aplicados por maceta (mg a.i./maceta) que en la concentración (ppm) de las soluciones aplicadas. En cualquier nivel de ppm, un cambio del volumen aplicado afectará el crecimiento de la planta en distintos grados. Mediciones de volumen incorrectas pueden dar lugar a resultados desiguales. Es importante leer las etiquetas de un producto para evitar aplicaciones de Bonzi en el momento equivocado o bajo condiciones erróneas, es decir, en condiciones de suelo demasiado seco o mojado.

Conservación de los registros

En conclusión, yo siempre he sido un defensor de la conservación de los registros. Las flores de Nochebuena son, definitivamente, un cultivo que se beneficia de una buena conservación de los registros. Por eso recomiendo la recolección de datos sobre la reacción de los cultivos, el calendario de los cultivos, las dosis de fertilizantes, las respuestas a los reguladores de crecimiento y el estado de salud de las raíces: estos datos son una invaluable fuente de información. Este tipo de registros pueden ser utilizados para mejorar el rendimiento de la cosecha y la programación de futuros cultivos. Sin una buena recolección de información, un productor puede estar predestinado a repetir los errores del pasado.

Lee Production de flores de nochebuena – fase 5

Por favor llene este formulario para obtener el artículo en formato pdf

  • Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.