Pruebas de sustratos y recomendaciones

La mezcla de sustratos que se va a utilizar debe de ser probada de manera semanal durante todo el período de crecimiento. El análisis antes de la siembra nos da una indicación de la potencial deficiencia de nutrientes, pH desbalanceado y exceso de sales solubles. El hacer pruebas constantes durante toda la temporada es una herramienta muy importante para el manejo de nutrientes y contenido de sales solubles. Para usar esta herramienta de forma efectiva necesitamos saber cómo tomar una muestra, ya sea que la vayamos a enviar a un laboratorio o que vayamos a hacer las pruebas nosotros mismos.

Toma de muestras

Una recaudación de muestras efectiva requiere de decisiones tanto del número de muestras a tomar, cuándo hacerlo relativo a la fertilización y la ubicación de la muestra dentro del sustrato. Se recomienda que para los cultivos en crecimiento con recipientes más grandes se tomen las muestras cercanas a la raíz, preferentemente del tercio inferior del recipiente. En el caso de charolas o bandejas de trasplantes, de 5 a 10 muestras será suficiente. Es necesario sacrificar una plántula de cada charola o bandeja. Es importante ser consistente en la toma de muestras en relación con la fertilización, aproximadamente 5 horas después se considera aceptable para que la plántula este relativamente drenada y sea más fácil su manejo. El esperar más tiempo incrementará la variación entre las muestras.

Pruebas en casa

Determinar el pH y las sales solubles es una herramienta del manejo del cultivo muy útil que puede ser realizada por el productor. Hay dos maneras de extraer la solución de sustrato para su análisis: extracción de medio saturado (SME, por sus siglas en inglés) y extracción 2:1. El método SME es el comúnmente utilizado por los laboratorios y produce los resultados más confiables. Esto es debido a que los resultados no son afectados por las variaciones en la humedad del sustrato como los hay en la prueba de extracción 2:1. Otra ventaja del método SME sobre los demás es que el volumen de sustrato utilizado no se necesita saber para llevar a cabo la prueba.

Para realizar el método SME se coloca aproximadamente una taza de sustrato en un matraz de vidrio y se satura de agua desionizada. La saturación ocurre cuando la superficie del sustrato da una apariencia de espejo. Cuando el sustrato está seco, este se debe mezclar gradualmente junto con el agua hasta alcanzar la saturación. Una vez hecho esto la mezcla saturada debe de reposar por 30 minutos para permitir su equilibrio. A continuación se exprime la mezcla para extraer la solución. Las sales solubles y el pH de esta solución son medidas usando un medidor portátil de pH y conductividad eléctrica.

El método 2:1 es el más fácil y rápido y consiste en mezclar en un recipiente 2 partes de agua desionizada con 1 parte de sustrato, la mezcla se agita vigorosamente por algunos minutos y luego se deja reposar por 3 o 4 horas antes de realizar la medición.


Interpretación del análisis del sustrato

Los niveles deseados de pH y sales solubles varían entre cada cultivo. Todos los micronutrientes con excepción del molibdeno disminuyen al incrementar el pH. Para evitar la deficiencia de micronutrientes es importante mantener la solución del sustrato a un nivel por debajo de 6 unidades y utilizar sustratos que contienen micronutrientes adicionales.

A continuación se presentan algunos lineamientos generales para parámetros de fertilidad establecidos. En algunas ocasiones, concentraciones más bajas son recomendadas en la producción de plántulas. Las plantas jóvenes son más susceptibles a las raíces dañadas por salinidad.


AnálisisBajoÓptimoAlto

 pH <5.6 5.8-6 >6.4
 Sales solubles (mS/cm) <1.5 2.0-3.0 >3.5
 Amonio (ppm) 10-20 >20
 Nitrógeno (ppm) <50 100-200 >250
 Fósforo (ppm) <3 6-9 >12
 Potasio (ppm) <50 100-200 >250
 Calcio (ppm) <100 150-250 >300
 Magnesio (ppm) <30 40-80 >100



Solución de problemas de nutrición

Un alto porcentaje de problemas de nutrición pueden ser identificados mediante mediciones de sales solubles (conductividad eléctrica) y pH. La siguiente tabla describe algunas de las causas más comunes y síntomas que se observan cuando las mediciones del pH o sales solubles están fuera del rango deseado.

Un pH bajo se puede corregir añadiendo  fertilizantes alcalinos. Si las condiciones demandan una respuesta inmediata, se puede revestir el sustrato con una dosis de caliza dolomítica. El pH del sustrato se puede reducir lentamente usando fertilizantes ácidos.

Cuando las pruebas del sustrato indican que el nivel de sales solubles es muy bajo, debemos de incrementar ya sea la frecuencia de fertilización o la concentración del fertilizante. Por el contrario, cuando la lectura de las sales solubles es muy alta, las sales se pueden lixiviar del sustrato saturándolo de agua limpia y posteriormente agregando más agua para drenar las sales del sustrato.

Si el pH y la conductividad eléctrica están dentro del rango deseado y aún las plantas no se ven saludables, entonces se puede tratar de una deficiencia o toxicidad de un nutriente en particular. En este caso se deberá de enviar una muestra del sustrato a un laboratorio de análisis para identificar el nutriente que está causando el problema.

Causas y síntomas

 pH Bajo (<5.5) Toxicidad de nutrientes = Hojas con manchas bronceadas
Alto (>6.5) Deficiencia de nutrimentes = Crecimiento amarillento
 Conductividad eléctrica (CE) Bajo (<1.5) Deficiencia de nitrógeno = Apariencia general amarilla
Alto (>3.5) Marchitez = Punta de las hojas quemedas y muerte de la raíz


Por favor llene este formulario para obtener el artículo en formato pdf

  • Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.