Volver a tips y consejos

Agricultura vertical: Una gran opción para la agricultura del futuro

La tasa de inflación en los alimentos a nivel mundial ha incrementado en un 2.6 por ciento anual por décadas. Esta tendencia no solo amenaza la calidad de vida, ya que una mayor parte del ingreso disponible se destina a los alimentos, sino que también amenaza nuestra seguridad alimentaria general. Los problemas de escasez de alimentos también se han relacionado con el malestar político y la violencia. De acuerdo con el Programa Mundial de Alimentos de las Naciones Unidas, los precios récord de alimentos en 2008 provocaron disturbios en 48 países.

El aumento en los costos de los alimentos nos hace ver las tendencias que han llevado a las fallas en la agricultura tradicional. La agricultura vertical, un modelo de agricultura basado en la tecnología, puede ofrecer un medio para la producción agrícola y la seguridad alimentaria en los próximos años.

¿Por qué la agricultura convencional ya no es viable?

La agricultura de campo requiere mano de obra, condiciones climáticas favorables, sol adecuado para la fotosíntesis, riego y, a menudo, pesticidas para proteger los cultivos. Eso no ha cambiado, pero podemos detectar las razones por las que la agricultura convencional ya no funciona tan bien como solía hacerlo en las nuevas circunstancias mundiales.

  • Cambios demográficos y sociales. El suministro mundial de alimentos no puede mantenerse al ritmo de la creciente población mundial. La urbanización se está apoderando de la tierra cultivable, al mismo tiempo que aleja a las personas de la agricultura como profesión.
  • Escasez de recursos. La agricultura absorbe el 70 por ciento de nuestro consumo mundial de agua, lo que se suma a su costo total.
  • Además de los problemas de desnutrición y la pobreza generalizada en los países en desarrollo, las desigualdades relacionadas con los precios de los alimentos también han surgido en los países industrializados.
  • La agricultura sigue siendo una de las industrias más vulnerables cuando se trata de desastres naturales. El cambio del clima está causando eventos climáticos extremos más frecuentes que pueden dañar la cosecha de una temporada completa.

Agricultura vertical

Una respuesta a los problemas de suministro de alimentos está surgiendo de las estructuras de alta tecnología. La agricultura vertical es la práctica de producir alimentos en capas apiladas verticalmente. Estas «granjas» maximizan el espacio utilizado invernaderos o estructuras cerradas y bajo ambiente controlado. Los sensores electrónicos garantizan que los cultivos reciban la cantidad correcta de luz (luz LED en estructuras completamente cerradas), nutrientes y calor. Los beneficios incluyen la independencia de la tierra cultivable, las capacidades de crecimiento durante todo el año, un menor consumo de agua y una mayor predictibilidad de los cultivos.

Hay 4 aspectos que debemos considerar para entender la viabilidad y objetivos de la agricultura vertical  –producir más alimentos por metro cuadrado.

  • Diseño físico
  • Iluminación
  • Medio de crecimiento
  • Características de sostenibilidad.

Los cultivos se producen en capas apiladas en una estructura en forma de torre, y se utiliza la combinación necesaria de luces naturales y artificiales para crear el ambiente natural idóneo en el cultivo. Se utilizan mezclas de sustratos naturales, como el turba y la fibra de coco y sistemas aeropónicos, acuapónicos o hidropónicos. Por último, este método de cultivo ofrece varios beneficios de sostenibilidad para compensar el costo energético del cultivo, como un ahorro de agua de hasta el 90%.

Aún no es para todo ni para todos

La promesa social, ecológica y económica de la agricultura vertical ha sido aceptada, pero aún le falta mucho por ser adoptada a gran escala. Existen muchas variables relacionadas con la ubicación geográfica, el apoyo político, la dinámica de los inversores y las condiciones del mercado agrícola local, que hacen de la agricultura vertical una forma de producción que podría funcionar para unos y no para otros que intenten esta forma de producción. Además, no todas las especies vegetales pueden ser cultivadas de manera redituable en una estructura vertical. Las especies de mayor peso requerirían de tecnologías adicionales para su cultivo.

Existen factores que los productores experimentados y emprendedores que quieren adoptar las tecnologías de agricultura vertical deben considerar:


1- La agricultura significa tecnología

La agricultura tradicional desde sus orígenes ha sido relacionada con trabajo intensivo, bajo ingreso económico y percibida como aislada de la vida moderna y las ciudades. La agricultura vertical requiere de profesionales capaces de analizar datos, supervisores de sistemas, biocientíficos y otros profesionales especializados que trabajen con los cultivos. A medida que las granjas urbanas continúen siendo adoptadas y que la tecnología utilizada siga avanzando, es muy probable que resulte en el desplazamiento de la mano de obra poco calificada existente. Estos cambios no serán exclusivos de la transformación tecnológica en la agricultura, es algo que sucede en el proceso de transformación de todas las industrias, conocido como la “paradoja de Jevons o efecto rebote”. Comprender esta transformación en la agricultura, le proporciona las herramientas necesarias a los profesionales interesados en esta forma de producción, para comunicar la necesidad de adoptar la agricultura vertical e influenciar a todas las partes involucradas.

2- Adopción del consumidor, gobiernos y grupos industriales

Los productos de la agricultura vertical pueden ser tanto o más saludables que la agricultura tradicional y se deben de encontrar canales para educar al consumidor sobre los beneficios nutricionales y ambientales de la agricultura vertical.

Los gobiernos y los grupos industriales deben ser valiosos aliados que ven la producción local de alimentos como un desarrollo económico, y los inversionistas son esenciales para potenciar la adopción de estas tecnologías.

lechugas

En Canadá, por ejemplo, el gobierno la provincia de Ontario apoya activamente una estrategia alimentaria regional, con apoyo de proyectos que van desde campañas de promoción hasta la creación de mercados de agricultores y financiamiento para que las compañías agrícolas compren nuevos equipos; y en Silicon Valley, la compañía emprendedora Plenty, que produce lechugas en agricultura vertical, recibió recientemente $ 200 millones de dólares para apoyar su expansión global.


La agricultura vertical es económicamente sensata, respetuosa con el medio ambiente, canal de avances tecnológicos, y lo más importante, saludable. Sin embargo, no se puede esperar que las granjas verticales reemplacen a las formas de producción agrícola tradicionales. Es probable que las nuevas tecnologías y la agricultura tradicional tengan que complementarse entre sí, si queremos satisfacer las demandas alimentarias del mañana.  El objetivo es continuar innovando para definir el futuro de la producción agrícola.

 

Por favor llene este formulario para obtener el artículo en formato pdf

  • Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.

Mas tips y consejos