Volver a tips y consejos

Efectos de la luz y la temperatura en la producción y consumo de asimilados en la planta

Todos estos balances o variables se encuentran interconectados en las plantas por medio de estomas a lo largo del proceso fotosintético. Si existe un desequilibrio en uno de estos 3 factores, este desequilibrio se verá reflejado en los demás factores. Si una planta se encuentra en un ambiente de baja disponibilidad de agua y expuesta al sol, los estomas comenzarán a cerrarse para disminuir la evaporación y evitar la deshidratación, provocando de esta manera un incremento de temperatura en la planta y una disminución de la absorción de dióxido de carbono.

Entonces, si se quiere manipular un factor del crecimiento de la planta, también se deben ajustar los otros factores. Bajo cualquier condición, la planta siempre buscará tener esos tres factores en balance. Si bien algunos proceso biológicos en la planta pueden ser complicados, el comportamiento de la planta nos muestra de una manera relativamente simple como se esfuerza para mantener su balance hídrico, energético y de asimilados.

El proceso de fotosíntesis y producción de asimilados

La planta por naturaleza busca un equilibrio entre la producción y el consumo de asimilados. El proceso de fotosíntesis proporciona la producción de asimilados, esto es, sintetiza el dióxido de carbono (absorbido por los estomas) y el agua transformándolos en glucosa y oxígeno. Entonces, un alto nivel de dióxido de carbono y un alto nivel de la humedad relativa son un ambiente propicio para mantener los estomas abiertos y estimular la eficiencia de la fotosíntesis. En muchos casos, la estimulación de la fotosíntesis y la asimilación puede aumentarse simplemente manteniendo las ventanas de ventilación del invernadero más cerradas, y a veces aplicando nebulización adicional.

Efecto del balance de los asimilados en la planta

El crecimiento, la producción y la calidad comienzan con la producción de asimilados, como lo es la fotosíntesis. Por consiguiente nuestro enfoque debe de estar en propiciar un ambiente adecuado a la planta que proporcione un equilibrio en la producción de asimilados. Para ello es esencial que:

  • la producción de asimilados sea tan alta como sea posible a través de la optimización del proceso de fotosíntesis.
  • el uso de asimilados para el crecimiento de la planta, las frutas y las flores tenga un máximo de estimulación.
  • se mantenga un balance adecuado entre el desarrollo vegetativo y generativo.

Producción de asimilados

La optimización del uso de la luz de radiación fotosintéticamente activa (PAR) de pende primordialmente del grado de intercepción de la luz por las hojas de la planta. Para eso, una estructura de planta abierta y suficiente área foliar son factores positivos. Además, la luz PAR debe ser difusa para penetrar mejor en las diferentes capas del cultivo, de modo que más hojas contribuyan a la producción total de asimilados.

La disponibilidad de agua, el dióxido de carbono y la humedad, son otros factores que componen el clima dentro del invernadero y que tienen un gran efecto en la producción de asimilados. El efecto de la humedad es indirecto y se ve reflejado en la capacidad de absorción de dióxido de carbono de los estomas. Una baja humedad en combinación con alta radiación causa una mayor tasa de evaporación, y como resultado, los estomas tienden a cerrarse más temprano para proteger a la planta contra la deshidratación. Por ello, para prevenir el estrés hídrico es conveniente mantener un nivel alto de humedad relativa en el invernadero. Entonces si se mantienen las ventanas de ventilación un poco más cerradas en un día soleado, se puede mejorar la fotosíntesis incrementando la humedad y la temperatura y disminuyendo la perdida de dióxido de carbono.


Utilización de asimilados y crecimiento

La tasa de crecimiento de la planta depende principalmente de la temperatura promedio durante un período de uno o más días. El consumo de asimilados debe mantenerse en ritmo con la producción para mantener su equilibrio y un crecimiento óptimo de la planta. Para lograr esto, la suma de la luz PAR (producción de asimilados) y la temperatura promedio (consumo de asimilados) deben mantenerse en una proporción estable. Cuando se tiene poca luz PAR, la temperatura promedio también deberá ser baja. Por otro lado, si hay mucha luz PAR, la temperatura promedio deberá ser alta.

Comúnmente ocurre que a un nivel de producción de asimilados constante existirán varios valores de temperatura promedio, y por consiguiente diferentes niveles de consumo de asimilados. La idea es asegurar un balance constante entre la producción y el consumo de asimilados por la planta. Se debe de procurar que a cierta suma de luz PAR, se tenga un equivalente en el promedio de temperatura de ese mismo período (usualmente 24 horas).

Tabla de balance de crecimiento

Tabla de balance de crecimiento


Equilibrio entre crecimiento vegetativo y generativo

El punto óptimo de producción de la planta se da cuando existe un equilibrio entre el desarrollo vegetativo y el generativo del cultivo. Lo que significa que la planta está produciendo una cantidad de asimilados constante (desarrollo vegetativo) y en balance con el consumo de estos mismos asimilados para su crecimiento (desarrollo generativo). Esto a menudo se consigue al observar el estado de la planta y ajustar el clima en el invernaderos de manera correspondiente. Si es demasiado vegetativo, se ejecutan acciones generativas para corregir esto. Por otro lado, un estado demasiado generativo puede ser corregido tomando acciones vegetativas. Estas acciones vegetativas o generativas pueden implicar ajustes en el manejo de temperatura, sombreo, fertilización, ventilación, etc.

El consumo de asimilados está directamente relacionado la carga de la planta, esto es, la cantidad de frutos en la planta por metro cuadrado de área de invernadero. La demanda total de asimilados está determinada por la combinación de la carga de la planta y la temperatura. Por lo tanto, una mayor carga de la planta necesita una temperatura más baja. Una carga más alta de planta proporciona muchas frutas y por lo tanto, una alta demanda de asimilados.

En situaciones cuando apenas hay radiación o no hay, hay baja producción de asimilados. La alta carga de la planta hace que sea necesario tener una temperatura más baja. De lo contrario, la demanda de asimilados excedería la cantidad disponible, y la planta sufriría una escasez de asimilados.

Por favor llene este formulario para obtener el artículo en formato pdf

  • Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.

Mas tips y consejos